The ship of Odysseus - Le navire d'Ulysse - La nave di Ulisse - Das Schiff von Odysseus - O navio de Odisseu - Het schip van Odysseus - Fartyget Odysseus - הספינה של אודיסאוס - Skibet af Odysseus - Το καράβι του Οδυσσέα - 奥德修斯的船 - オデュッセウス - Корабль Одиссея - سفينة أوديسيوس

miércoles, 27 de octubre de 2010

Reverte Vs. Moratinos

El otro día se produjo otro de esos momentos que no dejan indiferente a nadie, o mejor dicho, una de esas palabras que no dejan indiferente a nadie. Todo vino a raíz de la salida del gobierno del ministro de exteriores, Miguel Ángel Moratinos. El exministro se fue dando una breve rueda de prensa, al final de la cual no pudo contener las lágrimas y rompió a llorar. Este hecho fue aprovechado por el escrito Arturo Pérez-Reverte para ponerlo a parir vía Twiter. En concreto dijo que no le faltaron huevos o que se fue como “un perfecto mierda” y cosas así.

Bajo mi punto de vista las palabras de Reverte son excesivas y se las podía haber ahorrado y lo digo desde el más absoluto respeto y admiración hacia su obra, de la cual soy fan incondicional y que no me pierdo ni uno solo de sus artículo en el XL Semanal, con los cuales me he llegado a destornillar de risa. Porque independientemente de cómo caiga Pérez-Reverte, es un gran escritor y así lo indican las ventas de todos sus libros, a la par que es un columnista interesante, se esté o no de acuerdo con sus opiniones, comentarios y gustan más o menos sus anécdotas. Pero reconozcámoslo, se ha pasado cuatro pueblos.

No quiero con esto defender al señor Moratinos de nada ni de nadie. Este, es una persona muy cualificada, del que se podría decir que es un buen diplomático. Pero que aun así, para mi, y no desentonando con sus antecesores en el cargo, ha sido un pésimo Ministro de Exteriores. Le ha faltado mucha personalidad para manejarse en un mundo tan complejo y cabrón como en el que vivimos. Muchas buenas intenciones, pero solo eso. Y así, permítanme la expresión, nos comemos un mojón.

Y es verdad lo que dice Reverte de que no son maneras de irse llorando de los sitios, por lo menos, no de un ministros, tenía que haber tenido más aplomo y sangre fría. Da que pensar, si se iba de las cumbres de estado igual. Pero de ahí a llamarlo “Perfecto mierda” pues miro don, va un trecho.

Ahora bien, Arturo está en todo su derecho en decir lo que le salga del cipote, hasta ahí estamos. Pérez-Reverte, a diferencia de otros, que dicen y hacen sandeces a diestro y siniestro, solo se representa a si mismo y sus opiniones no tienen más perjudicados, a parte de los aludidos, a su persona y su entorno más íntimo. En el peor de os casos influirá en sus ventas. De todos modos, yo no leo a este señor porque me caiga mejor o peor, diga una cosa u otra sandez, sea guapo o feo o lo que sea. Lo leo porque me gusta su narrativa. Y digo más, seguiré leyéndolo y seguiré esperando con impaciencia su próximo libro y su siguiente artículo.


No hay comentarios: