The ship of Odysseus - Le navire d'Ulysse - La nave di Ulisse - Das Schiff von Odysseus - O navio de Odisseu - Het schip van Odysseus - Fartyget Odysseus - הספינה של אודיסאוס - Skibet af Odysseus - Το καράβι του Οδυσσέα - 奥德修斯的船 - オデュッセウス - Корабль Одиссея - سفينة أوديسيوس

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Una de inmigrantes

Estamos todos en peligro, en peligro de que la enfermedad de la estupidez se desate y nos contagie a todos. Y sepan que para eso no hay remedio que valga, una vez que te ha infectado, es muy difícil curarse. Y si, en este país, lleno de estúpidos, necios, gilipollas e hijos de la gran puta, cuando pensábamos que no cabía ni uno más, resulta que si, que había sitio para unos cuantos. Todos enfermos y contagiando al personal.

¿Por qué digo esto? Pues últimamente por muchas razones. Pero la primera, la que más alarma me genera, es la de las elecciones catalanas, donde con la iniciativa del Partido Popular catalán y con la complicidad del Partido Popular en Génova y Convergencia i Unió, se está desatando una ola de declaraciones racistas como no recordaba en partidos con cierta tradición democrática. Porque la cosa está bien clara. Los autodenominados partidos de izquierdas catalanes, gracias a su circo, van a darle la victoria a CiU en las próximas elecciones catalanas, que seguramente no será por mayoría, para lo cual necesitarán del apoyo del PP catalán y venga leña al mono, que lo demás es más que previsible.

Lo que más me molesta de todo esto es la hipocresía, la falsedad y la estupidez. No puedo estar más en contra del discurso rancio del Partido Popular en Cataluña, pero más me preocupa el silencio de Génova 13 y otras delegaciones territoriales. Lo cual me hace sospechar de cuáles son los verdaderos pensamientos de esta gentuza. Pero también me molesta el silencio de CiU, sabedor de su posible triunfo sin mayoría absoluta y su necesidad de apoyo. Todos tenemos un precio y el de CiU y el PP, ya se sabe, no lo critico, al fin y al cabo, la prostitución es el oficio más antiguo del mundo. A la mierda los ideales, ahora España no se rompe.

Pero y que pasa con los partidos de izquierda. Pues nada, a hacer bandera de la crítica al otro, sabiendo que es su única baza para disimular su debacle. Pero no nos engañemos, ellos son los únicos responsables de su derrota. Se han dedicado a hacer espectáculos mediáticos sin gobernar y ahora viene Paco con las rebajas. Porque el mayor problema de la izquierda de este país es que no tiene claro su ideología.

La izquierda española viene arrastrando el problema de su identidad ideológica desde la dictadura, pues todos los disidentes del régimen fascista, se unieron en uno solo, mezclando ideologías que en algunos casos eran lógicas, pero en otro no tanto, teniendo como resultado una bomba de relojería marca Acme. Al final resulta que el enano hijo de puta lo hizo mejor de lo que pensábamos.

A resultas de esto tenemos una desaforada crítica al extranjero y otros que en vez de decir cosas coherentes, solo se dedican a criticar. Porque lo lógico es tratar a todas las personas por igual, defender a los que se dedican a trabajar y a perseguir a todos los delincuentes, sean de donde sean. Porque a mi me jode por igual que me robe uno de por ahí que uno de por aquí. Pero, claro, con el populismo rancio y barato en tiempos de crisis ya se sabe, luego llegarán los imbéciles que aplaudan todo este circo, dejando de lado problemas de verdad. Así nos manejan estos hijos de la gran puta, especulando con nuestra inagotables imbecilidad y pasotismo.

No es que pretenda ofender a nadie con estas palabras. Téngalo claro, ni lo pretendo, ni lo pretenderé nunca, y tampoco lo conseguiré. Pues ¿cómo ofender a un estúpido? Imposible. Pero llegados a este punto cabría preguntarse ¿Quién es más tonto, el tonto o el tonto que sigue al tonto? Sin duda el segundo. Así que creo que va siendo hora de pedir asilo político por ahí.

No hay comentarios: