The ship of Odysseus - Le navire d'Ulysse - La nave di Ulisse - Das Schiff von Odysseus - O navio de Odisseu - Het schip van Odysseus - Fartyget Odysseus - הספינה של אודיסאוס - Skibet af Odysseus - Το καράβι του Οδυσσέα - 奥德修斯的船 - オデュッセウス - Корабль Одиссея - سفينة أوديسيوس

lunes, 28 de marzo de 2011

Tú invitas... a todo

Nos sobran los motivos” cantaba Joaquín Sabina en una de sus canciones y razón no le faltaba. Y es que a mí también me sobran los motivos, los motivos para aprender idiomas y salir de España huyendo.

Si es que no hay día en que uno no lea o escuche una noticia en cualquier medio de comunicación para que le entren ganas de salir por patas de España. La última, hace unos minutos en la Cadena Ser. Resulta que ahora, el Presidente de Murcia, Ramón Luís Valcárcel, dice que los ciudadanos deben pagar la sanidad, la educación y la dependencia. Ante lo cual, yo con todo el pasmo en el cuerpo me pregunto: ¿pero, eso no los hacíamos ya? No, en serio, esto no es ninguna broma, ¿en qué cojones se invierten los impuestos que tan religiosamente paga todo hijo de vecino en este país? Porque vamos, yo creía que mis impuestos se destinaban entre otras cosas, a pagar la educación y la sanidad. Habría entonces que preguntar a este individuo en que invierte el dinero de los ciudadanos, porque a lo mejor eso tiene un nombre dentro del código penal y su correspondiente sanción.

Pero no queda aquí la cosa, afirma tremendo cantamañanas que hay que pagar, vale paguemos todos por unos derechos que no es nuestra obligación pagar. Quisiera refrescarle la memoria Ramón al recordarle que, tanto la sanidad como la educación básica han de ser de carácter público y gratuito para todos españolito de a pie, como así se recoge en los artículos 43 y 27 de la Constitución Española de 1978 respectivamente.

Yo entiendo a mi primo Ramón, sé muy bien que, él tiene por castigo el dinero y que le sienta un poco mal que cualquier pordiosero que se parte el lomo currando de sol a sol cuente con los mismos servición que él. Él es mejor que todos. De ahí ese empeño por promover toda oferta privada que desprestigie cada día un poco más a lo público y marque más las diferencias entre las élites económicas (de élites intelectuales llevan tiempo demostraron que no tienen nada) y los muertos de hambre como la mayoría. Sé muy bien que él cree que el estado de bien solo debe para algunos y que esa clase media que garantiza la salud de la democracia en todo país le ofende con su existencia y sus reclamaciones de igualdad para todos. O tal vez, no le ofende eso, tal vez le ofende la democracia, a lo mejor el querría para su estado un sistema de brazos alzados donde solo pudiesen exigir algo esas élites económicas y sus amigos y donde todo intento de alzar la voz fuese reducido porra en alto.

Aun así, lo más triste de todo no es esto, lo más triste es la falta de crítica en los medios de comunicación, siempre impasibles, cuando no lisonjeros, si se trata de un rival de los progres trasnochados por un lado; y por el otro, huérfanos de ofrecer argumentos convincentes que desautoricen e este personaje para convencer a tanto borrego que hay suelto y que llena las urnas de papeletas populistas, porque no interesa que piensen. No interesa que piensen en que las bajadas de los impuestos tienen estas consecuencias, no interesa que vean los gastos en cosas más inútiles como en cortijos privados como las televisiones autonómicas, o en recalcar que si al gobierno de Murcia no le alcanza el dinero para pagar estos servicios, que devuelva las competencias que tanto lloró por tenerlas. No, por ahí no irán los tiros me temo.

Y a esto se sumará el seguro respaldo iracundo de sus compañeros a estas afirmaciones, y que en el peor de lo casos dirán: “se han expresado incorrectamente”, “ustedes lo han mal interpretado sus palabras”, “habría que analizar el contexto”, “están descontextualizadas” o “han sido tergiversadas por medios afines a otros intereses”. Esos mismos compañeros que a buen seguro gobernarán dentro de poco, porque por mucho que larguen por la boca, ya se sabe cómo piensan en realidad, si es que aunque la mona se viste de seda…

A lo mejor piensan ustedes ahora: si no te gusta esa opción, vota a la otra. Claro, la otra, lo medito un rato, y entonces es cuando ya me pongo muy serio a mirar mapas de Francia, Alemania, Suecia, Estados Unidos, Australia…

1 comentario:

Ulises dijo...

Me equivoqué, la culpa de que tengamos que pagar dos veces la sanudad y la educación pública según Pons es de Zapatero. Claro, como las competencias en estos aspectos no están transferidos desde hace unos año... en fin, idiomas señores, la salida son los idiomas.