The ship of Odysseus - Le navire d'Ulysse - La nave di Ulisse - Das Schiff von Odysseus - O navio de Odisseu - Het schip van Odysseus - Fartyget Odysseus - הספינה של אודיסאוס - Skibet af Odysseus - Το καράβι του Οδυσσέα - 奥德修斯的船 - オデュッセウス - Корабль Одиссея - سفينة أوديسيوس

martes, 24 de mayo de 2011

Después de las marea azul del 22-M en León

Los resultados de las elecciones municipales y autonómicas del 22 de mayo en León, al igual que ha sucedido en el resto de España, arrojan un resultado claramente beneficioso para el PP, derivado en parte de un castigo al PSOE. Esta debacle a nivel provincial tiene varias perspectivas según pongamos el foco de atención y análisis sobre un punto u otro.

En lo relacionado con la diputación hay poco que decir, he reiterado un millón de veces que las diputaciones provinciales deberían ser elegidas mediante el voto directo y no como está establecido ahora mismo, porque el funcionamiento actual permite a sus componentes, hacer o dejar de hacer lo que les dé la gana sin tener que rendir cuentas ante el ciudadano. Así que esa institución me la salto y pasaré a comentar lo sucedido en la capital leonesa y en algún otro municipio de la provincia.

En la ciudad de León se ha producido un vuelco espectacular. El PSOE ha pasado de tener 13 concejales a 10 y el PP ha pasado de 10 a 15, otorgándole a este último la mayoría absoluta en el ayuntamiento. Esto como les comentaba se interpretará como un castigo a nivel nacional a las políticas del PSOE y no les faltará razón, pero también es cierto que como les comentaba en el anterior texto, los buenos alcaldes acaban siendo reelegidos, y este no era el caso de León. Por lo que si oyen a un dirigente socialista de León decir que han perdido únicamente por la crisis, tened claro que no han entendido nada.

El PP iba con un candidato, Emilio Gutiérrez, desconocido para el gran público, apareció a último momento caído del cielo como un paracaidista apadrinado por Isabel Carrasco, la cual, por mucho que se empeñe, no despierta especial admiración en la provincia, su cuenta corriente ya es otro cantar. Pero volviendo al tema, Gutiérrez no ha sido un candidato especialmente sobresaliente, en la línea del partido, no ha propuesto nada concreto, simplemente se ha limitado a criticar todas las acciones de la anterior administración local, de las pocas cosas que ha dicho, algunas se saben irrealizables y otras ya veremos qué pasa. Y como de buen nacido es ser agradecido, ha puesto a su madrina política de número dos en las listas del ayuntamiento para que quede bien claro quién va a cortar el bacalao. Aun así y todo ha ganado, perdón, matizo, ha obtenido los mejores resultados de la historia del Partido Popular a la alcaldía de León. Entonces, si no era tan bueno, ¿por qué ha obtenido estos resultados? La respuesta la encontramos en la bancada de en frente.

El PSOE ha sido un mar de despropósitos a nivel provincia y local en varios aspectos, de los cuales Francisco Fernández e iban García son responsable directos, y tanto ellos como todos aquellos que vivían bajo su sombra, si les queda algo de dignidad y sentido común, deberían mañana mismo irse a sus casa y dejar paso a personas mejor preparadas. Ellos, junto a las políticas del partido son los culpables de esta derrota electoral, de haber socavo el crédito de tener un presidente de gobierno leonés que ha sido el que más ha invertido en León en toda su historia. Se han peleado con todo el mundo y han maniatado al partido con la única excusa que Zapatero era de León y no debía tener escándalos en casa que le perjudicaran, porque si no controlaba su casa, ¿cómo lo iba a hacer en el caso del gobierno? Han quitado y puesto candidatos a su antojo sin pensar en otra cosas que en los amiguismo, desoyendo a su propio partido y al pueblo.

Y es que el pueblo, el leonés en este caso, para bien o para mal siempre tiene la última palabra, y el empeño que han mostrado en proyectos que la ciudadanía ni quería ni entendía y en muchos casos con un alto coste les ha dado la última estocada. Que el trasporte urbano en León es pésimo es vox pópulis, pero de igual manera, los ciudadanos no querían el tranvía, no querían que se levantase Padre Isla ni la plaza de Santo Domingo. Los ciudadanos no entendían el proyecto tan penoso de carriles bicis, hechos por auténticos Manolos y Benitos de turno, carriles bici sí, pero bien hechos. El invento en Fernández Ladreda es una vergüenza, que ha hecho de León, la única ciudad de España donde el tráfico lento, va por el carril izquierdo. Han incremento las zonas azules, incluso en zonas residenciales, y no han habilitado en a los lugares más comerciales de zonas de carga y descarga. Han asfaltado calles hará un año escaso donde ya se levanta el asfalto como es el caso de la Calle San Juan XIII, o sea, que lo romanos con medios precarios levantaron construcciones que a día de hoy, dos mil años después, se mantienen en pie y nosotros, con toda la tecnología, no somos capaces de asfaltar una calle en condiciones. Han doblado el IBI. Han sido tan chapuceros que, hasta las últimas obras llevadas a cabo sobre la mejora de las aceras, les ha llevado a construir aceras, como en El Ejido, que no salvan el escalón para las personas que se ven obligadas a desplazarse en silla de ruedas.

En fin, un sinfín de despropósitos que en nada alivia que desde el gobierno central se haya mimado tan especialmente a León. Pero la cosa no acaba aquí. Miremos que pasa en Santa María del Páramo donde el PSOE de León en ese constante empeño de satisfacer a los amigos en vez de construir un proyecto serio ha pasado a ser la tercera fuerza del municipio. La actitud caciquil de la candidata socialista en San Andrés le ha llevado a poder ceder la alcaldía donde el partido socialista ganaba holgadamente hasta ahora. Esto, seguro que con Miguel Martínez no hubira pasado, un claro ejemplo que un buen alcalde, independientemente del partido que hay detrás, acaba consiguiendo mejores resultados que uno malo.

Por otra parte, como habrán observado, de la Unión del Pueblo Leonés, ni hablo, lógicamente, un partido podrido y sin ideas a nivel de León capital, no así en otros municipios por suerte. La UPL ha dilapidado todo el crédito político que había ganado a base de solicitar la autonomía para León, algo que la mayoría de personas de León, de todas las edades, siente y desea, pero que no ve en este partido el mejor defensor, ya que por encima de todo, los ciudadanos quieren ver otras cosas, no solo que le hablen de autonomía, quieren propuestas serias y no estupideces y ataques de nihilismo propios de los dirigentes de esta formación. Además antiguos dirigentes como De Francisco o Abel Pardo son un claro ejemplo de la excentricidad de la que hacen gala. Mientras no vean la política como algo serio más allá de las reivindicaciones y piensen en servir a los ciudadanos con propuestas sensatas y acordes a sus necesidades no pintarán nada.

Antes de acabar, me gustaría dirigir la mirada a Astorga y Ponferrada. En la capital maragata, después de 20 años de alcalde socialista con Perandones, el PP y el PSOE han empatado, no porque no culpa en este caso del anterior alcalde, sino porque este no se ha presentado y el PSOE se ha visto especialmente resentido por su ausencia, ahora todo depende de los pactos. Y en la capital berciana, otro ejemplo más del estómago y la tolerancia que tenemos los españoles con los políticos. Se presentaba Ismael Álvarez, que para quienes no lo conozcan fue un cargo del partido popular condenado por acosar a una compañera de partido que por cuestiones de seguridad personal se encuentra en el extranjero. Pues este señor, no solo ha conseguido formar un partido, sino que los ciudadanos lo han apoyado y ha obtenido 5 concejales pudiendo tener la llave de gobierno de la localidad. En lo que a mí respecta, cualquier voto a su favor, es un voto de complicidad con los actos por los que fue condenado este tipejo y tanto electores como elegidos, tienen todo mis desprecio.

Resumiendo, un PSOE debilitado ha caído estrepitosamente ante un PP sin ideas ni propuestas. León no era una batalla decisiva aunque si significativa por ser la tierra de Zapatero. Lo que sí está claro, es que, si el partido socialista es capaz de captar todo el capital humano y la credibilidad que ha decapitado en estos cuatro años, en las próximas elecciones, la contienda será algo más interesante. Espero que para entonces la política sea algo más digno y elegante, y los ciudadanos un poco más críticos y exigentes.

1 comentario:

Anónimo dijo...

sólo un apunte para completar

lo de las aceras nuevas y que tienen el escaloncito molesto que es un tormento para personas mayores o en silla de ruedas, lo dejan así porque quieren hacer pasos de chepa.