The ship of Odysseus - Le navire d'Ulysse - La nave di Ulisse - Das Schiff von Odysseus - O navio de Odisseu - Het schip van Odysseus - Fartyget Odysseus - הספינה של אודיסאוס - Skibet af Odysseus - Το καράβι του Οδυσσέα - 奥德修斯的船 - オデュッセウス - Корабль Одиссея - سفينة أوديسيوس

lunes, 9 de enero de 2012

Ricky Rubio


Foto Agencia EFE

Lo reconozco, mea culpa, yo fui uno de esos incrédulos que dude de él. Yo fui uno de esos que pensaba y decía que no triunfaría, que volvería con el rabo entre las piernas. Yo fui uno de esos que no veía a Ricky Rubio en la NBA. Pero si rectificar es de sabios, hoy pienso ganarme un poco de sabiduría.

Y es que la cruda realidad es que, desde el pasado verano, ya confirmada su marcha para hacer las américas, pocas personas de este lado del charco veíamos a Ricky Rubio jugando en la NBA y así lo expresábamos a diestro y siniestro haciendo referencia a su pésima última campaña con el Barcelona. Pero pasó el tiempo, y llegó el día D, el día en el que ese españolito de 21 años con aspecto desaliñado y aire de despistado le tocó saltar por primera vez en su vida a una cancha de la mejor liga de baloncesto del mundo. Llegó ese día y desde entonces 8 partidos disputados con su equipo, los Minnesota Timberwoles, le han bastado para cerrarnos el hocico a muchos incrédulos, entre los cuales me incluyo.

Y no lo ha hecho de cualquier manera, lo ha hecho como sólo los poseedores de un gran talento, inteligencia y madurez saben hacerlo, con la boca cerrada, solo jugando, desplegando su talento, que ha día de hoy y como decía, con solo 8 partidos, tiene maravillado a toda Minneapolis. Ha superado sus supuestos problemas con el tiro, dando un buen puñado de asistencias partido tras partido, robando e incluso reboteando, jugando con garra y desparpajo. Y ayer lo volvió a hacer, ante los Washington Wizards, donde aparte de anotar 13 puntos y dar 14 asistencias, consiguió 6 rebotes en poco más demedia hora, consiguiendo su tercer doble doble en la NBA, en solo eso, 8 partidos, 8 partidos de un novato.

Puede que muchos sigan desconfiando de él, que esto sólo se debe a que es la sorpresa, porque nadie lo conocía, que está en un equipo menor o incluso por mera suerte del principiante. Puede que sí, pero miren por donde, yo me lo pensaré dos veces antes de volver a abrir el hocico antes de tiempo, y más tratándose de ese señor.

No hay comentarios: